15/8/10

La Depresión

La depresión es un problema real de nuestra sociedad, las razones de su origen son muchas, y usualmente complejas.

Este artículo no busca abarcar todos los puntos de esta problemática, sino simplemente ofrecer algunos consejos generales; como siempre la recomendación es que se acuda a un profesional ante este tipo de situaciones.


Antes de entrar en materia, es importante comentar que a veces se interpreta a la depresión como la tristeza o viceversa.

Por un lado la tristeza es un sentimiento normal, una emoción; la tristeza no es un dolor físico, sino psíquico (“nos duele el alma”), la tristeza puede deberse a situaciones como la perdida de un ser importante en nuestras vidas, una separación o problemas en el trabajo; circunstancias que a cualquier persona le causan tristeza. Ante una situación desafortunada cada individuo puede reaccionar diferente: convirtiendo la tristeza en otros sentimientos (rabia o ansiedad, por ejemplo) o simplemente tomando al estado de tristeza o angustia como “filosofía de vida”, una visión pesimista de la vida que convierte a cualquier nueva situación de dolor en algo mucho más tolerable para él.

Por otro la depresión debe ser entendida como un síntoma o una enfermedad; la cual es a veces generada por una situación de tristeza o angustia, pero este estado de baja autoestima y desesperanza es mucho más prolongado.

Algunos síntomas de la depresión son:

1) Incapacidad de tomar decisiones.
2) Humor depresivo (sentimiento de tristeza a un nivel patológico).
3) Falta de interés (incluso en actividades que antes disfrutaba, o la sensación de haber perdido el sabor, el placer de vivir). Se puede estar quieto (ansiedad), de manos cruzadas, o explotar en violentas crisis de angustia o en ataques de llanto por motivos insignificantes. Le resulta difícil tomar decisiones y disminuye su rendimiento en el trabajo.
4) Sentimientos de inutilidad, de falta de valor.
5) Falta de concentración.
7) Incapacidad de brindar amor, afecto, o placer; lo cual aumenta sus sentimientos de culpa.
8) Insomnio; al paciente le cuesta conciliar el sueño y, además, se despierta temprano y de mal talante, aunque en algunos casos, que constituyen minoría, puede presentarse la hipersomnia (exceso de horas de sueño).
9) Alteraciones del pensamiento: imagina tener enfermedades de todo tipo; surgen ideas derrotistas, fuertes sentimientos de culpa, obsesiones. El pensamiento sigue un curso lento y monocorde, la memoria se debilita y la distracción se torna frecuente.
10) Alteraciones somáticas: por lo común surgen dolores crónicos o erráticos así como constipación y sudoración nocturna. Se experimenta una persistente sensación de fatiga o cansancio.
11) Modificaciones del apetito y del peso: la mayoría de los pacientes pierde el apetito y, en consecuencia, provoca la disminución de peso.
12) Culpa excesiva: siente con exceso la carga de una culpa inexistente, lo cual puede desembocar en delirios.

Primeramente les recomiendo que sí nos encontramos ante alguna persona con depresión, debemos ser muy receptivos hacia ella, y más que darle consejos, debemos primeramente escuchar lo que tenga que decirnos, que las personas con algún tipo de problema emocional se expresen es un buen modo de comenzar a ayudarles.

Hay que estar consientes que el tener un problema en el estado de ánimo no quiere decir que haya algo “malo” en nosotros, la mente también tiene enfermedades así como al cuerpo le puede dar desde una gripe hasta un cáncer.

A fin de iniciar el proceso para atacar esta situación, primeramente debemos meditar cuales con las causas reales de la depresión.

  • ¿falta de de motivación?
  • ¿falta de placer?
  • ¿de proyectos?
  • ¿tendencia a la inactividad?
  • ¿no interactuar con otras personas?
  • ¿extrañas a alguien?
  • ¿sientes que no encajas?
  • ¿la ausencia de alguien o algo en particular?
  • ¿dependencia irreal de los otros? (las personas depresivas tienden a determinar su autoestima según la aprobación de otras personas. Si los demás me aprueban es que valgo, si no me aprueban no valgo)
  • ¿falta de apoyo social? (las personas depresivas tienden a ser introvertidas y a excluirse; no desarrollan las habilidades sociales requeridas para mantener relaciones de apoyo)
  • ¿estrés en las relaciones cercanas? (los sentimientos de depresión generalmente se intensifican cuando hay falta de armonía en las relaciones cercanas)
  • ¿estilo de depresión enfocada en Sí mismo? (las personas depresivas se preocupan por lo negativo; pasan muchísimo tiempo quejándose sobre los aspectos negativos de sus vidas y nunca se dedican a pensar en los modos de afrontarlos)
  • ¿vulnerabilidad perfeccionista? ¿insistes en ser perfecto, aprobado o no levantar sospechas y ser la persona que “los demás” quieren ver?, eso puede hacerte sentir carente de valor personal y humano, y así, considerar tu vida como un desperdicio.
  • ¿control externo? (las personas depresivas sienten que los acontecimientos importantes en sus vidas han ocurrido por causas fuera de su control)
Sí no puedes responder con claridad las preguntas, no te estreses por ello, es entendible que no tengas clara la causa real de tu problema ya que estás dentro de él y por ende es complicado verle con objetividad.

Los que saben dicen que lo primero que tiene que suceder es que se quiera salir de ese estado depresivo en el que se encuentra.


Para lo anterior, los pensamientos tienen que sustituirse, si realmente quieres salir puedes hacerlo, lo primero que tienes que hacer es cambiar tu forma de pensar, regularmente la depresión ocurre por que los pensamientos que llevamos dentro son de tendencia negativa, tu eliges los pensamientos que tienes en tu mente, cuando pase un pensamiento limitante por tu mente, recuerda la ley de los tres segundos:

“…cuando se presente un pensamiento negativo reemplázalo por un pensamiento positivo antes que tenga efecto en tu cuerpo y en tus emociones elige pensamientos que te llenen de esperanza de valor y alegría…”

Ten presente que somos lo que pensamos, y que existen numerosas alternativas para darle cambios a nuestras vidas, sólo ten cuidado en no caer en sectas o movimientos de las que únicamente buscan sacarte el dinero y/o lavarte el cerebro; la religión quizá ayude en una primera fase, pero preferiría que no la consideraras como alternativa por el dominio e impedimento de crecimiento de las personas que todo culto religioso masivo suele ejercer.

Navegando por la red, así que tómalo con reserva, encontré algunos consejos que quizá puedan servirte:


  • Rompe la rutina; usa vías diferentes para ir al trabajo, hazle plática a alguien en el metro (o trnsporte o público), sal a comprar algo en tu horario de trabajo a una tienda diferente, usa tu mano izquierda más, escucha música diferente; en fin, busca colocarte en situaciones diferentes ;)
  • Has más ejercicio, las condiciones del clima que tenemos estos días son adversas a nuestro estado de ánimo, trota un poco, has unas cuantas sentadillas, lagartijas o algo así por las mañanas, ¡actívate!, está comprobado que el ejercicio nos ayuda a liberar hormonas que mejoran nuestro estado de ánimo.
  • Intenta no pensar en las cosas que te deprimen sí son insuperables; desvía tú atención con algo que te sorprenda, como por ejemplo: caminar, leer, ir al cine, a ver teatro, conocer gente, etc.
  • Busca alguna actividad que te guste; Intenta acercarte al arte, las personas depresivas tenemos una especial apreciación de la belleza ;) sólo procura que sea arte que te ayude a salir de la depresión y no a que se agrave.
  • Lo ideal es que logres encontrar una actividad que realmente te apasione (y que puedas realizar sin que te genere estress), que te dediques a ello sin importarte qué tan bueno eres en ello, o que no te puedas ganar la vida con esa actividad. Aquí evita la frase de “no tengo tiempo”, anda eso es mentira, tiempo siempre hay, sólo hay que saber encontrarlo, hay cursos sabatinos o dominicales de muchas cosas e incluso miles de actividades en las que puedes ser autodidacta.
  • ¡Sal!, ¡sal al mundo!, no tengas miedo de conocer lugares, de ir un domingo a Puebla, a Hidalgo, al ese pueblo que está a 10 minutos de donde vives, a cualquier lugar, ir al cine, ir a un teatro J, al zócalo, a patinar, a jugar bolos, a jugar basket con desconocidos en un parque por la mañana de domingo, etc, etc; quedarte inactivo no te ayudará y de hecho sólo empeorará las cosas.
  • La nutrición es muy importante para sentirnos bien, los alimentos ricos en proteínas como leche de soya, carnes, pollos, etc. son muy buenos además los podemos encontrar también en suplementos alimenticios, también el complejo B ayuda a combatir la fatiga crónica, los omega 3 (se encuentran en los pescados) también son potentísimos para atacar las disfunciones cerebrales. Bájale a las grasas, el azúcar en exceso, a las harinas, intenta comer más saludable por un mes y verás que experimentarás un cambio real en tú ánimo, te lo digo por experiencia.
  • Las personas depresivas ven afectado su estado de ánimo con facilidad porque interpretan demasiadas situaciones como intolerables. Cuando ocurre alguna adversidad, por causas que no podemos controlar, lo mejor es reconocerlo (por muy desagradable que sea) y concentrar nuestras energías en valoraciones que activen respuestas para afrontar la situación que nos produce daño.
  • Y lo más importante: EXPRESA COMO TE SIENTES, si no entiendes la raíz de tus emociones, no creas que alguna emoción tuya es tonta o no es trascendente.
  • Habla con tu familia y amigos, poco a poco pierde el miedo a decirles las cosas que sientes, eso te liberará mucho estress.


Existen situaciones que nos dañan, por ejemplo el sentimiento de culpa, es un mecanismo que actúa con mucha rapidez. Siempre se busca algún culpable de las cosas que suceden. Siempre se culpabilizan unos a otros. Este hábito tan arraigado es lo que nos hace sufrir mucho. Hay personas que se culpabilizan por su pasado, por su presente y por su futuro... ¿Por qué siempre buscar "culpables"? Es mejor entender que la vida es como es, aceptarnos como somos e intentar mejorar día a día, y ayudar a que otros mejoren. Más que buscar culpas o culpables es mejor ver lo que nos rodea e incluso a nosotros mismos con misericordia.

Vivir en el pasado es también un problema, el sufrimiento de muchas personas se produce por la presencia del pasado: no asumir el pasado, refugiarse en el pasado, rechazar el pasado. Es tanto el peso del pasado que a veces no vivimos el presente. ¿Por qué el pasado tiene tanto peso a veces? Aceptar el pasado con sus aciertos y errores nos ayuda a mantener una armonía interior.

No querer perdonar, ni siquiera a ti mismo. Los demás pueden hacerte sufrir pero también es cierto que nosotros podemos hacer sufrir a los demás. El perdón tiene un gran valor curativo. La persona que aprende a perdonar a los demás comienza a tener una paz interior que le da lo necesario para mejorar su ritmo vital. ¿Te cuesta tanto perdonar a los demás y a ti mismo?

Hacerse el fuerte. Hay personas que exteriormente parecen que no necesitan de nadie, que son autosuficientes. Esta imagen hacen que los demás no les tengan en cuenta como persona, diríamos que son las personas que "ni sienten ni padecen" ¿Admites la necesidad de ser amado, de que te apoyen y escuchen, de que te respeten y valoren?

Incapacidad de recibir de los demás. Cuando pensamos que ya no tenemos solución, que nadie puede hacer nada por nosotros. ¿Te dejas ayudar por los que te rodean o quieres q sientan lástima por tí?

Por otra parte piensa en las consecuencias de que no desees salir de tu estado depresivo recurrente como bien sabes te afectan física y mentalmente; incluso puedes llegar a afectar a los seres que te rodean con ello. No querer salir de esa etapa no te permitirá crecer, el tiempo es algo que nunca se recupera y entre más tiempo dejes pasar sabes bien que peor te sentirás.

Para poder salir de un estado depresivo, se necesita que nos comprometamos con los cambios que deseamos hacer.

Recuerda: estar mal no es el estado natural del cuerpo, sí tienes voluntad pero no sientes que será suficiente, al recomendación es ir con un especialista.

Un abrazo.



Si una persona cercana a nosotros padece depresión debemos estar atenta a ella, ya que de acuerdo al sitio www.depresion.psicomag.com se considera el 15% de los deprimidos termina suicidándose.

Sí deseas realizar un comentario, has click aquí.


Entrada destacada

El ataque de los billetes verdes del espacio exterior

Está circulando una imagen en redes sociales que indica que los cajeros siniestrados por robo teñirán de verde fluorescente los billete...

Entradas populares